Jessica Cediel y sus operaciones estéticas
Jessica Cediel debe operarse por biopolimeros en la cola

Aunque un juez absolvió al doctor que le inyectó la sustancia, según ella haciéndole creer que era ácido hialurónico, la presentadora aún vive un drama.

Eso contó la famosa este martes en La W Radio (minutos 18:23 y 36:58), donde rechazó la decisión del juez —“me siento ultrajada por la justicia”, dijo— y se le entrecortó la voz y lloró cuando indicó que los biopolímeros que le inyectaron en la cola habían migrado otra vez hacia su espalda, por lo que debe entrar de nuevo al quirófano.

“En estos días y con toda la situación me volví a hacer una prueba física donde un médico experto me dijo que hay una pequeña migración de biopolímeros hacia la espalda. Me tengo que operar, aunque para mí es un trauma que me vuelvan a abrir, me vuelvan a rayar, a raspar, si es que Dios me permite salir de esa, si no tengo una infección, si no me pasa algo con el sistema del drenaje linfático u otra consecuencia que pueda tener”, aseguró Cediel, llorando.

Asimismo, aclaró que aunque en redes las publicaciones de medios y los programas en los que aparece se vea bien, en realidad la procesión va por dentro. Es más, aseveró que no se ha podido realizar las cirugías que requiere por falta de plata y tiempo que no ha podido sacar por estar trabajando, ya que ella es quien responde económicamente por su familia. “A mí no me contratan por lástima, me contratan por resultados”, expresó.

“Lo más triste de esto es que lo que tengo en el cuerpo no me lo puedo ver, porque está por dentro. Ese plástico está regado por toda la zona y es imposible sacarlo, es imposible. Así visualmente para el público se vea bien, por ángulo para una foto se vea bien, en la realidad no está así. […] Independientemente de las cicatrices, es un tema interno, porque estamos enfermas de por vida”, dijo Jessica en la emisora, muy conmocionada, y agregó:

“Aprovecho para decirle al Tribunal de Justicia de Bogotá: ‘¿Cómo es posible que puedan concluir que una persona no tiene ningún daño físico ni psicológico cuando no es verdad?’. Lo que pasa es que yo he tenido que ser fuerte y valiente para seguir adelante por mi familia. […] Pero eso no quita que por debajo de las portadas de revistas, las campañas, las redes o programas de televisión, no haya una mujer común y corriente que sufrió un daño de por vida en su cuerpo, espíritu y mente. […] Tengo mil cirugías pendientes de aquí en adelante y no he podido hacérmelas porque he tenido que trabajar y porque a mí nadie me regala las cosas, a mí me las cobran como a cualquier ciudadano”.

Igualmente, en sus declaraciones la presentadora narró otros de los síntomas que sigue padeciendo a diario, chuzadas diurnas y nocturnas en la cola; los cuidados que debe tener, como mirarse al espejo y estar atenta de cualquier anomalía que note en su piel; y una cirugía adicional a lo de la espalda que deben hacerle en los glúteos. No obstante, pese a todo esto, negó haber pensado en el suicidio, como sí lo hizo el médico que le inyectó los biopolímeros.

“Las picadas están en donde están las bolitas en donde este señor [el médico Martín Carrillo] me aplicó esa sustancia, no me las han podido quitar, es una cirugía riesgosa, donde tienen que abrirme nuevamente los glúteos, hacer un corte, meter la cánula, yo que sé lo que utilicen para sacar eso, y volver a pretender dejar todo normal. Son 10 años de mi vida en esta pesadilla. Solo le pido a Dios que más adelante no se vaya a explotar, no vaya a pasar nada malo y que por lo menos pueda mantenerse bajo control”, fue parte de su declaración al respecto.

Cabe recordar que Jessica no solo rechazó la decisión del juez en la frecuencia radial este martes, hace unos días apeló ante la Corte Suprema de Justicia porque asegura tener pruebas palpables, “no de vanidad”, de los daños físico, emocionales y psicológicos que le ha generado esta situación con los biopolímeros, y de la que solo cree que saldrá con un “milagro de Dios”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here